miércoles, 22 de febrero de 2017

Enofusión 2017 parte III

El tercer día tuve la oportunidad de asistir a la cata de Château Angelus.
Probamos 4 vinos:

  • Fleur de Boüard 2012. Vino de Lalande de Pomerol. Sobre extraído, y con gran boca.
  • Le Carillon d'Angelus 2012. Vino de Saint-Émilion. Fruta y madera bien integrada. En boca buena estructura.
  • Bellevue 2009. Vino de Saint-Émilion. Olor a orujos. En boca músculo y tanino.
  • Angelus 2010. Vino de Saint-Émilion. El más complejo de todos. La nariz va evolucionando. En boca es pura potencia.


Después ya con los amigos de ACACI, la ruta del vino de Cigales y turismo Cigales, junto con otros hosteleros de la zona visitamos el stand del grupo Matarromera, probando nuevas referencias como Finca Valdehierro y Finca Valdemediano. El primero una gran nariz y el segundo espectacular boca y los dos con mucha tipicidad. Grandes nuevos vinos.


Tras una última vuelta por la feria di por finalizada la visita de este año.






viernes, 17 de febrero de 2017

Cata Bodega Astrales

Astrales Godello 2011: vino de la variedad Godello 100%. Limpio y brillante. Color amarillo con ribete dorado. En nariz intensidad alta. Olor a fruta madura, flores, polen. En boca gran acidez para la edad, buen volumen y muy largo. En retronasal sale las flores sobretodo. Precio unos 22 euros. Un 95/100.

Astrales 2010: vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media. Color picota con ribete ligeramente evolucionado. En nariz intensidad media-alta. Olor a fruta roja madura, con toque ahumados que se integra bien. En boca amplio, buena acidez y volumen. Postgusto medio. En retronasal sale aun más fruta. Precio unos 24 euros. Un 88/100.

Astrales 2013: vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media. Color picota con ribete violáceo. En nariz intensidad media. Olor a fruta roja madura, con toques a especias dulces. En boca buena acidez y equilibrio. Muy fresco. Postgusto medio. En retronasal sale la fruta. Precio unos 24 euros. Un 86/100.

Astrales 2014: vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media. Color picota con ribete muy joven. En nariz intensidad media-alta. Olor a fruta roja, con una madera especiada bien integrada. En boca se aprecia buen tanino, aun por redondear, que junto con la buena acidez hará que este vino evolucione muy positivamente en los próximos años. Postgusto medio-largo. En retronasal sale la fruta. Precio unos 24 euros. Un  88/100.

Christina Astrales 2010: vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media-alta. Color picota con ribete joven aún. En nariz intensidad alta. Olor a fruta muy madura, mineral y madera muy bien integrada con especias y cacaos. En boca gran volumen, hace salivar e invita a beber más. Postgusto largo. En retronasal sale la fruta y el toque mineral sobretodo. Precio unos 42 euros. Un 93/100.

Christina Astrales 2013: vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media. Color picota con ribete violáceo. En nariz intensidad media. Olor a fruta roja madura con toques a humo. En boca tiene el tanino algo duro. Postgusto medio-largo. En retronasal sale fruta sobretodo. Ha de mejorar. Precio unos 42 euros. Un 88/100.




jueves, 9 de febrero de 2017

Enofusión 2017 parte II

El segundo día empezó con una grata sorpresa con una cata vertical de Ariyanas Terruño Pizarroso de Bodegas Bentomiz, situada en la Axarquía en Málaga.. Fueron 5 añadas desde 2004 a 2008. Con diferencias interesantes entre ellos. Destacaría el 2005 donde creo que el vino era más corpulento y equilibrado. Gran descubrimiento de la mano de su creadora Clara Verheij.
Tras la cata, pude catar otros vinos de esta bodega, descubriendo vinos diferentes y muy interesantes.



Asistí también a la siguiente cata (muy a pesar me perdí la de Ribera). Era sobre el proyecto Garnachas de España de Vintae. Probamos 6 Garnachas de diferentes lugares. Las primeras ya las había probado hace años, pero hubo sorpresas muy curiosas. Los vinos catados fueron: 

  • Garnacha salvaje del Moncayo 2015: mucha fruta y gran frescura.
  • Garnacha olvidada de Aragón 2013: Garnacha más corpulenta con madera bien integrada y tanino algo duro.
  • Garnacha perdida del Pirineo 2015: fruta roja, toque floral y sotobosque. Gran estructura, cálido y largo.
  • Garnacha Fosca de Priorat 2014: fruta madura con la volátil al límite, característico de Priorat,
  • El Garnacho viejo de la familia Acha 2010: vinazo, fruta madura, con madera bien integrada, equilibrado y con buena estructura.
  • La Garnacha de hielo 2009: vino dulce. Olor fruta pasa y membrillo. En boca equilibrio dulzor-acidez.

Ya en Madrid Fusión, pasé por el stand de Argentina, donde probé diversos vinos de donde destaco el Rutini Malbec 2014. 


Pasé a conocer también los vinos de Bodegas Arraez, frescos y desenfadados y un nivel calidad-precio muy bueno. Muy recomendable.


La última cata-conferencia que fui, fue a la de Torres. Con maestro de ceremonias Josep Sabarich (Director Técnico) y Sergi Castro (Sommelier) nos hablaron sobre las variedades recuperadas en Cataluña. Cata muy interesante que comentaré a continuación;
  • Forcada 2016: Vino blanco. Flores tipo manzanilla. En boca gran acidez, mucha frescura. 
  • Pirene 2016: Vino tinto. Buena capa de color. Olor balsámico con un toque lácteo. En boca buena acidez, algo secante y a la vez hace salivar y apetece beber más.
  • Gonfaus 2016: Vino tinto. Mentolado y frutas tipo ciruelas e higos, con un toque de frambuesa ácida. En boca equilibrado y largo.
  • Moneu 2015: Vino tinto. Olor a frutas del bosque. En boca buena acidez y largo, necesita algo de redondez que ganará con el tiempo.
  • Querol 2015: Vino tinto. Olor a fruta roja con madera bien integrada.  En boca es muy bueno. Gran volumen, tanino y acidez, muy compensado.


Tras esta gran cata tuve la oportunidad de conocer los vinos de Miquel Gelabert. Esta bodega hace auténticos vinazos, con variedades en ocasiones desconocidas para mi. Destacaria Sa Vall, y el Chardonnay Roure selección especial. En tintos destacaría el Golos hecho con variedades autóctonas.
Agradecer desde aquí a Miquel padre e hijo su gran atención.








.

jueves, 2 de febrero de 2017

Enofusión 2017 parte I

Un año más acudí a la gran cita del vino en Madrid, a continuación hago un pequeño resumen.

La primera cata que acudí fue a la de Proseccos. De los 5 vinos catados destacaría dos:

  • Villa Sandi: Brut potente, con olores a lías, panadería y con gran boca.
  • Astoria: Extra seco, con olores florales y burbuja potente.

Después visité varios de los stand presentes. Destacando como no el grupo Torres y sus nuevas referencias como son Camino de Magarin y Sons de Prades. El primero un gran Verdejo, con una boca muy interesante. El segundo el hermano pequeño de Milmanda y mucho más ajustado de precio, un espectáculo para los sentidos.


También tuve la oportunidad de probar ciertas referencias de Gil Family Estate, destacando en este caso sus nuevos vinos de Campo de Borja, Godina.


En el caso de Pagos de los Balancines destacaría el Huno White, así como su nuevo proyecto de mastines. El resto como siempre muy bien, pero este blanco fresco y con buena boca es muy interesante.


En el paso por Madrid Fusión tuve la ocasión de probar vinos de la Ribera de Duero de la zona Soriana. En este caso fue Mirat en diferentes añadas y tipos de vino. Sorprende la frescura del vino a pesar de la edad.


También descubrimos el vino gallego de Pago de los Capellanes, O Luar do Sil. Vino Godello, nariz compleja y boca corpulenta.


No quise también dejar de pasar por el stand de Bodegas singulares, con Joaquin Parra. Allí descubrí varias bodegas, algunas ya conocidas por mi como Verum o Paco García y otras que tuve la oportunidad de probar por primera vez como Santiago Roma y Pazo de Rubianes, estupendos Albariños en estas referencias.

Destacar la nueva experiencia de Paco García, con un duelo de barricas, mismo vino y diferente tipo de barrica, a ciegas, genial idea.

Quizás el mayor descubrimiento del día, fue el Txakolí Astobiza donde trabaja mi buena amiga María Sastre. Las dos referencias disponibles en el winebar de la feria eran muy interesantes. Un Txakolí fresco y afrutado con una boca muy equilibrada y un vendimia tardía con un gran relación dulzor-acidez que hace de él un vino excepcional.


Hay más cosas, pero este es mi pequeño resumen del primer día.




domingo, 29 de enero de 2017

Carracedo Mencía 2013

Vino de la variedad Mencía al 100 % de bodegas del Abad. Capa media. Color picota con ribete joven. En nariz intensidad media-alta. Olor a fruta negra con toque floral y una madera perfectamente integrada. Empieza con toques especiados y al rato salen cafés y toffes, todo acompañado de la fruta. En boca es carnoso, tiene buena acidez y estructura. Postgusto medio-largo. En retronasal sale la fruta sobretodo.  Precio unos 20 euros. Un 92/100.


jueves, 19 de enero de 2017

Cata Requiem Hispania

R que R 2005: Vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media. Color picota con una evolución normal. En nariz intensidad media. Lo que primero sale es fruta roja madura, casi licorosa. El vino va evolucionando dando paso a cedro, cacaos y tabaco. En boca cálido, con buen equilibrio y un tanino gustoso. Postgusto medio-largo. En retronasal sale la fruta sobretodo. Precio unos 60 euros. Un 84/100.

Requiem 2011: Vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media. Color picota con ribete bastante joven para la edad. En nariz al principio algo reducido. Cuando se abre aparece la fruta roja madura y especias. En boca potente y con buena acidez, el final un tanino robusto. Todavía le queda vida. Postguto medio-largo. En retronasal sale la fruta sobretodo. Precio unos 19 euros. Un 88/100.

Requiem 2012: Vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media-alta. Color picota con ribete morado. En nariz intensidad media-alta. Olor a fruta roja madura con una madera bien integrada donde aparece los bálsamicos como regaliz. En boca corpulento, sucroso, que llena la boca e invita a seguir bebiendo. Postgusto medio-largo. En retronasal sale la fruta. Precio unos 19 euros. Un 90/100.

Requiem 2013: Vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media-alta. Color picota con ribete violáceo. En nariz intensidad media. Olor a lácteos y con fruta roja detrás. Al rato aparecen olores florales, especiados y balsámicos. En boca destaca su frescura y acidez. Postgusto medio. En retronasal sale la fruta y lácteas sobretodo. Precio unos 19 euros. Un 87/100.

R Minor 2013: Vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media. Color picota con ribete joven. En nariz intensidad media. Olor vegetal como sobreestraido, aparece también la fruta. En boca gana. Es corpulento y con buena acidez. Postgusto medio. En retronasal sale las notas vegetales otra vez. Precio unos 11 euros. Un 83/100.

R Minor 2014: Vino de la variedad Tempranillo al 100 %. Capa media. Color picota con ribete muy vivaz. En nariz intensidad media. Olor lácteo, goloso, toque a vainilla y toffe. En boca aparece la sensación de orujo, como exceso de extracción. Postgusto medio, En retronasal sale la fruta y los orujos sobretodo. Precio unos 11 euros, Un 83/100.





martes, 17 de enero de 2017

Hiedler Thal Reserve 2014

Vino de la variedad Gruner Veltliner. Limpio y brillante. Color pajizo con ribete dorado. En nariz intensidad media-alta. Olor a fruta madura, pera y cítricos. En boca buena acidez con buen volumen, gran equilibrio, Postgusto medio. En retronasal sale los cítricos sobretodo. Precio sobre unos 18 euros. Un 89/100.