martes, 13 de junio de 2017

Vinos naturales

La nueva moda de vinos "naturales" a veces roza el esperpento. Está claro que han generado un mercado propio y hay gente que está dispuesta a pagar más por ellos. 
Partiendo de la base: ¿Qué vino es natural? ¿La uva no se pisa o prensa? ¿El vino no se trasiega? ¿No se embotella? Todos son procesos en donde interviene el ser humano.
Pero no nos volvamos locos. Yo estoy muy de acuerdo de usar los mínimos químicos posibles, pero lo más importante, siempre con coherencia y lógica.
Vinos turbios, no son malos por ser turbios, pero en muchos casos no son agradables. La gente se vuelve loca con este producto. Me recuerda un poco a la cerveza artesana en España (otra locura), cualquiera hace cerveza lamentable y lo gracioso del tema, es que lo vende.
¿El consumidor español es tonto? No. Pero nos movemos por modas y tendencias. La mayoría de consumidores de vino "natural" te terminan diciendo que los vinos son asidrados, que son turbios, con la volátil por las nubes, y yo lo siento, el vino tiene que gustar, ser placentero al beber y muchos de estos vinos no cumplen. Ojo que los hay buenos, pero los más talibanes con el tema suelen beber este tipo de vino asidrado.
Estoy muy de acuerdo en que hay que fijarse en como se hacía vino antiguamente, con medios escasos y dando vinos bebibles (eso cuentan en los pueblos). Se puede estabilizar de manera natural, llegando a no hacer falta en muchos casos el filtrado, con una buena limpieza y cuidando el vino, pero no tiene porque llegar a esos olores y sabores rozando el vino picado.
Para mi tiene mucho más valor, el viticultor que cuida el pequeño majuelo familiar para hacer vino para la familia y amigos, de la manera tradicional, con pocos medios y en muchos casos sin añadidos, que el productor que da valor añadido a un producto organolépticamente no aceptable. El concepto de vino natural, para mi, se acerca más al caso del viticultor con su pequeño majuelo que a otros que se suben al carro de una moda o tendencia. 
Ejemplos de vinos respetuosos con el medio ambiente y que están buenos y en algunos casos son vinazos se me ocurren varios. Algunos llegados a este punto, estaban pensando, di ejemplos de vinos ecológicos (de verdad) que sean buenos. Se me ocurren dos proyectos interesantes al respecto.
Pagos de Nona, vinazos de Bierzo y Santiuste. Los del Bierzo son muy curiosos, pero los Verdejos de Santiuste me gustan especialmente.
Otro ejemplo una bodega de la Ribera del Duero, Kirios de Adrada. Tiene vino dentro de D.O. y fuera de ella. El Monastrel de esta bodega es un espectáculo.
Otras bodegas que podría nombrar, aunque no he probado todas sus referencias son Bodegas Maestro Tejero, Isaac Cantalapiedra, un autentico Rueda lasecano, mal que pese a algunos,  o Clos Lentiscus una bodega que también me ha gustado últimamente.
Y sí, hay más, pero os invito a que lo descubráis vosotros mismos y lo más importante hay que seguir probando y aprendiendo, que la enología no debe ser una ciencia cerrada y cuadriculada, aunque alguno así lo quiera.

2 comentarios:

  1. Muy de acuerdo con tu apreciación sobre Kirios de Adrada, el pasado finde apure su Acrata Bobal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sus vinos son muy buenos y Jesús es un crack.

      Eliminar